Reseña Histórica

/Reseña Histórica
Reseña Histórica 2013-05-14T20:30:35+00:00

En año 2001, un niño de 12 años se encontraba con un tumor maligno en la medula espinal, internado en UCI del hospital Salvador. Esperando el desenlace final, la madre muy cercana a nuestra familia, desesperada recurrió a todos los medios posibles con objeto de encontrar una alternativa curativa o paliativa. Esta historia llegó a nuestros oídos, y un día en una conversación con nuestros padres, nos comentaron de como se curó su abuelo con infusiones de una planta, cuando le aparecieron tumores en el cuerpo. Fue así como se preparó una dosis similar a la que ingirió nuestro tátara abuelo y se le entregó a la madre, quién se las arreglo para llevarle y darle este extracto a su hijo, mezclado con leche y otras veces con jugos naturales. Intuitivamente le dio en las mañanas y en las tardes. Milagrosamente, el niño comenzó gradualmente a sentirse bien hasta curarse completamente. Este niño actualmente tiene 24 años y está totalmente sano.

Esta conmovedora historia nos impulsó a iniciar una investigación de este extracto en diversos centros Universitarios, pasando por pruebas de toxicidad, investigación del principio activos, análisis “In vivo” e “in vitro”, análisis en seres humanos y actualmente un proyecto cofinanciado por CORFO de “Calidad Farmacéutica del extracto”. En el futuro cercano realizará un estudio clínico directamente en pacientes con cáncer a la próstata.

En octubre del año 2012, después de cumplir varios requisitos farmacológicos, como “Análisis Nutricional” y una serie de certificados que avalan la investigación, se logra envasar y poner el producto a la venta como una cápsula nutricional para el bienestar del paciente oncológico. Estamos ciertos que este producto mejora ostensiblemente la calidad de vida del paciente, alarga la vida y suple condiciones naturales que permiten una mejor respuesta a una patología tan severa como el cáncer. Su poder curativo, de modo que sea considerado directamente un medicamento contra el cáncer aún se encuentra en estudio, aunque los resultados iniciales y nuestra experiencia personal nos dan la certeza que será finalmente registrado como el primer medicamento antineoplásico natural 100% nacional